Rayos X

Los rayos X son una forma de radiación electromagnética utilizada para producir imágenes en dos dimensiones del interior del cuerpo y así ayudar al médico a diagnosticar y tratar de forma efectiva sus pacientes.

En estas imágenes o  radiografías, el calcio de los huesos bloquea el paso de la mayoría de las partículas de rayos X y como resultado, las estructuras óseas aparecen mas el fondo negro de la radiografía. Por el contrario los rayos X viajan más fácilmente a través de tejidos menos densos radiológicamente  y es por eso que las estructuras que contienen aire se ven negras, mientras que los músculos, grasa y líquuidos adquieren distintas tonalidades de grises. 

Usualmente los Rayos X se usan para detectar fracturas de huesos, ciertos tipos de tumores y otras masas anormales, pulmonía, algunos tipo de lesiones, calcificaciones, objetos extraños, problemas dentales etc.